Bancos de Trabajo metálico para Taller

Si eres un aficionado del bricolaje, o te dedicas profesionalmente a la construcción, ya sabrás lo importante que es contar con el mejor banco de trabajo metálico para taller.

Se trata de una mesa de trabajo taller con una superficie en la que apoyar aquello que vas a arreglar o construir, de forma que el proceso resulte mucho más sencillo.

De esta manera, tendrás todas tus herramientas a la vista, en lugar de estar buscando continuamente cada una.

Muchos de ellos vienen equipados con cajones y compartimentos en los que almacenar las herramientas que estemos utilizando en ese momento.

Algunos de ellos cuentan con una pared vertical con agujeros, para colgar las herramienta y demás utensilios.

Los bancos de trabajo metálicos, en concreto, son lo que soportan los trabajos más duros. Normalmente están hechos de hierro, y pueden tener o no patas de acero.

En general, están fabricados a partir de una base metálica y una tapa de MDF (un tipo de madera artificial), madera maciza o contrachapado, que suelen ser bastante robustos.

Están dirigidos sobre todo a trabajos de mecánicos. Por el contrario, los bancos de trabajo de carpinteros suelen ser de madera. 

Existen diferentes tipos de bancos de trabajo metálicos. Deberás elegir uno en función del tipo de actividad que vayas a realizar.

Un aficionado no tendrá las mismas necesidades que un profesional, que requiere una superficie de trabajo mayor, más robusta, que usará con mayor frecuencia y en la que pueda colocar herramientas.

En este artículo, te indicamos qué debes tener en cuenta para adquirir una mesa metálica de trabajo que se ajuste a tus necesidades, así como te presentamos diferentes modelos, de forma que te hagas con el que más te convenga.

Características a tener en cuenta de los Bancos de Trabajo metálico para Taller

bancos de trabajo metalico para taller Si lo que quieres es comprar el mejor banco de trabajo mecánico, hay varios factores a tener en cuenta. A continuación, te los detallamos uno por uno, de forma que puedas elegir aquel que más se ajuste a ti.

Tamaño

En el mercado existen modelos de bancos de trabajo de todos los tamaños. Consideramos que lo mejor es que tengan una longitud de 2 metros aproximadamente, con un ancho entre 50 y 70 centímetros, y un grosor de al menos 10 centímetros. De esta forma, contaremos con una superficie lo suficientemente grande y robusta, que nos será útil para prácticamente cualquier trabajo que vayamos a realizar en ella.

Esta elección también dependerá del tipo de proyectos que vayas a llevar a cabo. Si eres un aficionado del bricolaje, una buena opción es una mesa plegable de tamaño reducido, de forma que puedas guardarla cuando hayas terminado el trabajo.

Por otro lado, si vas a realizar trabajos profesionales, te recomendamos que optes por modelos de mesa de trabajo taller de mayor tamaño, ya que te facilitará mucho más el trabajo. Además, no hace falta que sea plegable, sino más bien fija, puesto que se entiende que la vas a usar con mayor frecuencia y te conviene tenerla todo el tiempo desplegada.

La altura de la mesa es también algo a tener en cuenta, ya que será la que determinará cómo de cómodos estaremos sentados en ella.

Nosotros recomendamos que los Bancos de Trabajo metálico para Taller a seleccionar no sobrepase los 100-110 centímetros. Como es natural, las dimensiones dependerán también del espacio que tengamos disponible, pero es imprescindible que nos permita siempre tener una buena libertad de movimiento.

Carga máxima 

Los Bancos de Trabajo metálico para Taller más compactos y plegables soportan una carga de entre 100 y 250 kg. Esta resistencia es adecuada si se va a dar un uso esporádico. Para un uso más intensivo, es mejor optar por un modelo cuya carga máxima llegue, o incluso sobrepase, los 1000 kg.

Peso

Es un factor importante a tener en cuenta ya que repercute directamente en la movilidad del banco de trabajo. Si tiene un peso bastante alto, asegúrate de que tenga ruedas, para que sea más fácil moverlo. 

Estabilidad

A la hora de realizar cualquier trabajo, es importante contar con una superficie de apoyo estable. Es por ello por lo que recomendamos comprar bancos con soportes de hierro y equipados con sistemas de fijación, que fijen tanto los materiales a trabajar como las herramientas que vayamos a usar.

Almacenamiento para herramientas

Podemos encontrar modelos más simples y otros más profesionales. Estos últimos, es bueno que tengan unas ranuras en las que poder colocar las herramientas que se usen más veces. Como extra, muchos bancos cuentan con cajones, estantes o ganchos para colocar cada una de las herramientas. Echa un vistazo a los productos que hemos seleccionado para descubrir cuál es el que más te conviene.

Precio de una mesa taller

El precio de un banco de trabajo metálico para taller depende de su calidad, tamaño, si cuenta con accesorios como ganchos, estantes, cajones… Por norma general, podemos encontrar modelos baratos por 70 €, pero serán algo inestables.

Los bancos de taller metálicos más robustos, dirigidos a profesionales, pueden rondar los 1000 €.

No obstante, es fácil encontrar mesas metálicas de trabajo de buena calidad y con excelentes prestaciones desde 150 €. Es importante saber para qué vamos a usar ese banco de trabajo, y cuáles son nuestras necesidades.

Plegabilidad

Existen Bancos de Trabajo metálico para Taller de posición fija, pero podemos encontrar bancos de trabajo metálicos plegables, diseñados para un uso menos frecuente y dirigidos más bien a los aficionados al bricolaje y la construcción.

Estos tipos de banco son perfectos para aquellos que no quieren renunciar a esta herramienta, pero no disponen de espacio suficiente para la misma. Están equipados con una estructura de metal ligero que los hace más livianos para trasladar. Es preferible que este tipo de mesa esté fabricada en acero, que es más resistente y robusto.

Hay que tener en cuenta que estos tipo de Bancos de Trabajo metálico para Taller cuentan con bisagras para plegarse, lo que limita la carga máxima. Esta es otra de las razones por la que no es adecuado para un uso profesional, donde se suele realizar proyectos mucho más pesados.

Conclusión

Tras todas estas explicaciones y consejos, puedes adquirir un banco de trabajo metálico de excelente calidad que se adapte a tus necesidades.

No olvides que este tipo de superficies son imprescindibles para el trabajo de un profesional o aficionado al bricolaje. 

También te puede interesar: