¿Qué tipo de madera es mejor para exteriores?

Cuando se trata de materiales para exteriores, la elección suele recaer en la madera antes que en el plástico, el metal, etc. Sin duda es una muy buena opción por su estética.

Este producto cálido y ecológico está disponible en muchos tipos y calidades, algunas más adecuadas que otras para su uso en exteriores, de las que merece la pena saber más.

Hay tipos de madera para exteriores que permiten trabajar con tranquilidad cuando se quieren crear objetos para dejarlo en el jardín.

Y hay fibras específicas para elegir cuando se quiere hacer un suelo de exterior, un techo o una pérgola. La elección de una madera de calidad para exteriores supone una garantía adicional de que tus muebles de exterior durarán incluso varios años. Por supuesto, no todo depende del tipo de madera.

Aplicar una buena capa de un producto de impregnación -un producto diseñado para penetrar en las fibras de la madera de exterior- puede ser el punto de inflexión. De esta manera, se puede asegurar que el mueble tenga una resistencia digna de otros materiales.

Para obtener muebles de jardín duraderos y resistentes, primero hay que saber qué tipos de madera son menos susceptibles a la acción de los agentes climáticos.

mejor madera para exteriores

Aprenderemos a continuación qué tipos de madera son las más adecuadas para su uso en exteriores, descubriendo las características de cada tipo y los tratamientos que se usan para optimizar sus propiedades específicas.

Lectura RecomendadaMejores Lijadoras a Batería

La mejor madera para exteriores: 6 especies de madera para exterior

Esta variedad hace que a veces resulte difícil orientarse a la hora de elegir el tipo de madera más adecuado.

Por eso, a continuación te presentamos una breve lista con algunos de los tipos de madera para exterior más utilizados.

1.- Ipé o iron wood (palo de hierro)

¿Quién no ha pisado nunca una plataforma Ipé? Esta madera, procedente de Norte América y Sudamérica, tiene como característica básica una gran resistencia, por lo que se utiliza para crear cubiertas de piscina.

La madera de Ipé es hermosa a la vista y útil para usar en cualquier lugar al aire libre. Sin excluir suelos y estructuras que deban ser sometidos a condiciones importantes desde el punto de vista de los agentes atmosféricos, es una madera muy resistente.

Hay que tener en cuenta que tiende a cambiar de color con el tiempo, volviéndose gris en varias tonalidades. Por eso es necesario un tratamiento especial para que el Ipé mantenga su color natural y siempre agradable.

2.- Madera de Teca

Una calidad de madera de exterior utilizada para crear suelos y pavimentos. Esto se debe a que consigue mantener sus cualidades incluso cuando se deja a la intemperie, bajo la lluvia o el sol.

Se presenta como una madera dura con un color oscuro muy atractivo. Hay diferentes tipos de teca, nuestro consejo es que elijas el tipo brasileño porque es más resistente si tienes que construir un patio o un mueble para dejarlo en el exterior los 365 días del año.

BioMaderas Tablero de madera maciza de teca de 40 mm de grosor, superficie de trabajo, muebles, estantes, cortado, FSC® 100% continua (90,00, 50,00)
Click en la imagen para Ver en Amazon

Otra ventaja considerable: requiere poco mantenimiento.

Existe la teca de plantación, pero sus propiedades son ligeramente inferiores a las de otros tipos de madera para exteriores. Especialmente si está en contacto con el mar.

3.- Madera de Alerce

Una madera apta para exteriores que comparte varias características con la Ipé. En primer lugar, hay que destacar que el alerce es una madera con excelentes propiedades de impermeabilidad: se puede utilizar para crear estructuras que queden a la intemperie, sobre todo si se ha tratado con producto de impregnación para mejorar sus características.

El alerce tampoco necesita mucho mantenimiento y es una madera resistente, duradera y compacta como pocas.

Otra ventaja que no hay que ignorar: tiene un precio asequible. Por otro lado, no es muy resistente al moho y, por tanto, no se lleva bien con los entornos constantemente húmedos como, por ejemplo, las cubiertas de las piscinas.

Castelmerlino Tarima para ducha en madera de alerce 55x69 cm para platos de ducha 70x90
Click en la imagen para Ver en Amazon

Un trabajo que, en cambio, hacen muy bien otros tipos de madera para exteriores. Si se trata bien, con impregnación, y se separa del contacto directo con el suelo, puede rendir muy bien.

4.- Madera de Iroko

Otra madera exótica, procedente del centro de África, con excelentes propiedades para las construcciones de exterior. Uno de sus puntos fuertes es su capacidad para adaptarse a los cambios de temperatura, incluso con altos niveles de humedad.

Para algunos, es la mejor madera para exteriores por su estabilidad.

También se utiliza en zonas extremas, como la construcción de muelles para embarcaderos o para estructuras que deben permanecer a la intemperie todos los días y en todas las condiciones.

Como, por ejemplo, los bancos de los parques públicos. Su clase de uso tiene una puntuación aún mayor debido a que resiste el ataque del moho, las polillas y las termitas.

5.- Pino

Pasemos a una madera perfecta para exteriores que es fácil de encontrar, extendida en casi todas partes, pero no por ello menos valiosa para quienes han decidido dar un toque rústico a su jardín.

Además de asequible de precio de la materia prima se une a la resistencia a la intemperie y a un componente estético especial: la madera de pino es distintiva.

Tiene nudos y nervaduras que lo hacen inmediatamente reconocible.

Un buen tratamiento para resistir el agua, el aire salado y las carcomas puede dar una mayor durabilidad a sus muebles, puertas, terrazas e invernaderos de pino.

6.-Abeto nórdico

El abeto nórdico es, con mucho, una de las maderas más versátiles, hermosas y también adecuadas para exteriores. Es una madera de color claro que a menudo se tiñe de nogal.

La razón es que la oxidación, es decir, el proceso de exposición al aire, puede alterar el color natural del abeto.

Además, es un producto económico y muy estético.

Una casa de madera bien estructurada suele ser de abeto porque dura mucho tiempo gracias a un mantenimiento esporádico. Basta con aplicar productos de impregnación una vez cada 2 ó 3 años para evitar los daños causados por la intemperie.

Como puedes ver claramente, hay diferentes tipos de madera para uso exterior.

A esta lista podemos añadir, el bambú, la acacia y el fresno tratado térmicamente.

Sin embargo, es mejor evitar maderas como el abedul, el haya, el cerezo o el tilo. De hecho, no tienen una buena resistencia al exterior o son presa de las plagas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la madera exterior?

Lamentablemente, seamos claros, no hay una respuesta única a esta pregunta. Dependiendo del tipo de madera y de su uso, puede haber una o varias soluciones adecuadas para su tratamiento.

Si no tienes los conocimientos necesarios para saber qué producto es el más adecuado, debes preguntar en una tienda especializada.

Tipos de acabados de madera para exteriores

Existen dos tipos principales de tratamientos para la madera en exteriores:

– los que se absorben en la superficie de la madera;
– los que forman una capa protectora en la superficie de la madera.

En ambas soluciones, hay características y ventajas únicas a tener en cuenta.

Tratamientos penetrantes para la madera

Los tratamientos de esta categoría utilizan aquellos productos que se absorben en la madera y la protegen desde el interior. Esta categoría se incluyen los productos de impregnación de la madera y los aceites de recubrimiento. Una vez aplicados a la madera, se absorben en profundidad para convertirse en una superficie dura y resistente a la intemperie una vez seca.

La principal ventaja de este tipo de productos es que son muy fáciles de aplicar y mantener en perfecto estado.

Cuando se observe que la superficie tratada empieza a tener un aspecto desgastado, se puede aplicar una nueva capa.

No es necesario lijar ni eliminar el antiguo acabado. Esto hace que el mantenimiento sea rápido y sencillo incluso para los menos familiarizados con estas operaciones.

Este tipo de producto también es ideal cuando una zona está dañada. Al aplicar una capa de aceite o impregnante, una vez que se ha secado, apenas se aprecian diferencias en las zonas tratadas.

TEKA Lasur protector madera exterior al agua Cedria Dekor Lasur 750 ml
Click en la imagen para Ver en Amazon

 

Tratamientos de revestimiento exterior

Cuando se piensa en la madera y su mantenimiento, en muchos casos se piensa en pinturas y barnices que se agrietan y desprenden en poco tiempo.

Hoy en día, los modernos sistemas de «revestimiento exterior de la madera» han mejorado y son una excelente solución para ofrecer protección contra la intemperie y las constantes tensiones a las que está sometida la madera debido a la humedad y los cambios de temperatura.

Los modernos productos de protección de la madera, que se aplican a la superficie de la madera, son duraderos y flexibles a la tensión. Así se minimiza la necesidad de decapar completamente la madera. Una acción que solía ser la norma cuando había que aplicar una nueva capa de pintura protectora de la madera.

Para el tratamiento de las superficies de madera, como las tarimas y los revestimientos de las piscinas de hidromasaje exteriores, el uso de agentes impregnantes puede proporcionar la mejor solución de protección. Mientras que para las vallas y las paredes de los cobertizos, las pinturas protectoras son una mejor solución a utilizar.

Consejos para tratar la madera

Sobre todo si eliges la opción con disolvente porque puede profundizar en la madera, mientras que la de base acuosa es para trabajos que no necesitan un uso extremo y además debe utilizarse en interiores.

Aquí se explica cómo impermeabilizar la madera:

  1. Aplicar una buena capa de impregnante siguiendo la veta de la madera, utilizar la brocha para que el líquido penetre en las grietas.
  2. A continuación, la segunda capa debe aplicarse después de 24 horas y un poco más tarde (como un cuarto de hora) pasar un pincel seco para que todo sea más uniforme.

Recuerda que hay productos para zonas exigentes, para zonas con climas agresivos, que ofrecen una durabilidad de hasta 10 años. En estos casos, la elección de la mejor madera para exteriores es importante, pero hay que hacer más.

Además del tratamiento, siempre es bueno el consejo de evitar el contacto directo con el agua (incluso el rocío de la mañana, no sólo la lluvia). Incluso si has elegido una madera duradera y una pintura repelente al agua.